Me di cuenta de que nadie en todo el mundo es más que yo, ni menos. Y que, todo lo que necesito, ya lo llevo/llevamos dentro. Nadie enseña o todo enseña. Sólo es cuestión de actitud. Quien verdaderamente tiene voluntad de aprender, encuentra auténticos maestros en cada esquina, en cada sutileza, en cada acto…

Me di cuenta de que nadie en todo el mundo es más que yo, ni menos. Y que, todo lo que necesito, ya lo llevo/llevamos dentro. Nadie enseña o todo enseña. Sólo es cuestión de actitud. Quien verdaderamente tiene voluntad de aprender, encuentra auténticos maestros en cada esquina, en cada sutileza, en cada acto…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s